LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS ADVERSAS EXTREMAS
Y LA CONDUCCIÓN

Los últimos temporales han presentado, como para otras actividades del hombre, graves problemas y riesgos, sin embargo podemos sostener y afirmar que conduciendo un automóvil en la vía pública, estas dificultades se potencializan y son aún mayores.

En ocasiones las condiciones adversas no son tan extremas como lo fueron en esta oportunidad, no obstante siempre deben ser objeto de mucho cuidado y alerta de parte de un conductor prudente.

Lo ideal sería no salir a conducir bajo estas circunstancias, sin embargo en muchos casos ello es prácticamente imposible por lo cual intentaremos aportar algunas consideraciones al tema.

  • Es recomendable circular, siempre y cuando la ruta y el trayecto lo permita, por Bulevares o Avenidas anchas. En lo posible conduzca por el medio de la vía, lejos de los árboles o ramas que puedan caer o precipitarse sobre el vehículo.

  • Considere la velocidad del viento. Si el viento le desestabiliza o desplaza el automóvil en forma lateral, NO CONDUZCA. Los peligros mayores en tal situación los encontrará siempre al ingresar a bocacalles por las corrientes de viento y turbulencias que se forman en ellas. Otros sitios propicios y favorables a que se produzcan éstas condiciones adversas son lugares cercanos a la Rambla o la salidas de bosques, como puede ser el Parque Roosevelt. Recuerde que es primordial conservar y mantener con firmeza y seguridad las dos manos en el volante.

  • Evite transitar por charcos de agua extensos. Es difícil estimar la profundidad de los mismos, como también lo que hay o puede haber debajo del agua, por ejemplo una alcantarilla sin la tapa, pozos, piedras sueltas, etc.

  • El agua nieve puede generar situaciones más extremas todavía. La fuerza de adherencia está en relación directa al peso del vehículo que se transmite a través de los ejes. Con agua nieve sólo un 10 % del peso del vehículo se transmite a los puntos de apoyo (cubierta o neumático). El automóvil puede llegar a deslizarse hasta estando detenido. Vale todo lo dicho anteriormente, más la consideración de neumáticos especiales, con dibujo para tales circunstancias y en perfecto estado de uso, hasta 2 milímetros de profundidad mínima de dibujo.

  • Cuando los frenos no se mojaron, el ir a velocidad reducida y en la marcha correcta, dará mayor firmeza y menores posibilidades de pérdida de control de la unidad. La velocidad implica la causa o relación directa con la gravedad del impacto en todo momento. Sin duda se agravará bajo condiciones extremas.

  • Cuando los neumáticos reciben una cantidad importante de agua , mojándose todo el sistema de frenos, las pastillas "patinan" contra el disco y las cintas traseras lo hacen respecto de la campana o tambor. En tales circunstancias el automóvil NO FRENARA, ya que se anula el sistema de frenos del vehículo, y por más despacio que se circule los riesgos aumentarán progresivamente en la medida que se siga circulando.

  • REDUZCA LA VELOCIDAD a un mínimo razonable que le permita frenar en un corto tramo, no más de 30 o 40 kilómetros. Recuerde que la posibilidad de hidroplaneo se agrava con el viento, la lluvia y la velocidad.

  • Otro riesgo está constituido por el apagado del motor derivado del ingreso de agua por el tubo de escape, o la mojadura de partes eléctricas del automóvil.

  • Encienda las LUCES CORTAS de su vehículo, no basta con las de posición, trate que los demás adviertan su ubicación.

  • Nunca se ubique detrás de un vehículo pesado, ya sea un camión o un bus. Recuerde que siempre debe mantener PANORAMA HACIA DELANTE, inclusive permita que otros vehículos se sitúen delante suyo. Esta consideración es válida y primordial ante cualquier situación y condición de manejo, ya que es una de las reglas básicas para la anticipación.

  • Debe estar muy seguro para realizar un adelantamiento. En caso de que la visibilidad no sea óptima, manténgase en la fila, pero, por sobre todas las cosas NO SE IMPACIENTE.

  • Si viene circulando en una larga fila a cierta velocidad y en calle semi abierta, guarde distancia, la misma debe ser MAYOR DE LA HABITUAL. Como medida de precaución adicional, encienda los intermitentes cuando comience a frenar en la fila, para advertirle a los vehículos posteriores la maniobra que realizará.

  • Recuerde que está prohibido hablar por celular con un clima normal, por lo tanto es mucho más peligroso es hacerlo bajo estas condiciones. Apáguelo. CONCENTRESE únicamente en la conducción.

  • Si no ve para el costado y necesita hacerlo, baje el cristal del automóvil. Es preferible MOJARSE, que cruzar a ciegas; cuando baja el vidrio, Ud. observa mucho mejor.

  • No deje al automóvil estacionado debajo de árboles o carteles .

Y , de todos estos consejos, no tenga la menor duda que lo más importante será CIRCULAR A BAJA VELOCIDAD y sin considerar ningún tipo de preferencia .Ud . es quien tinen que establecer los límites en tales circunstancias y para ello sólo necesita un automóvil en buenas condiciones y sentido común.

Daniel Vianes

CENTRO DE PREVENCIÓN DE ACCIDENTES

Copyright © 2000 Taxilibre.com

Máximo Gómez 1424

Tel 099681015

info@taxilibre.com

Montevideo - Uruguay